Nacional

1

 

Ana Garrido se ha ido a vivir a Mallorca. En Madrid ha estado un año viviendo en un piso de ocupa. Se va a dedicar a la artesanía y ha encontrado en la isla un lugar donde se siente bien. Fue la funcionaria del Ayuntamiento de Boadilla del Monte que destapó el caso Gürtel. Lleva casi una década viviendo de la solidaridad y ayuda de las “buenas personas, porque he topado con muchos mezquinos, pero también con personas maravillosas”.