Authors Publicaciones porLorenzo Sentenac

Lorenzo Sentenac

149 Publicaciones 0 Comentarios
Nací en Salamanca, y en esta ciudad realicé mis estudios de Bachillerato (en el Fray Luis) y Licenciatura en Medicina. Hoy trabajo de médico en Toledo, así que puedo decir que he gozado y gozo de dos de las ciudades más bellas y “mágicas” de España. Hace poco, coincidiendo con la crisis, he empezado a colaborar con algunos artículos en prensa

0

Recuerdo aquel tiempo, sin duda mejor, en que de los balcones colgaban geranios en vez de banderas. Quizás la ropa interior de una familia sin secadora, pero nunca el aliviadero de una mente congestionada ¡Vaya diferencia!

0

El principal sofisma que vicia los relatos al uso consiste en confundir los efectos con las causas, y viceversa. Si en el mundo mágico de la física cuántica ese orden no importa, en el mundo prosaico de los hechos humanos, sí.

0

Supongamos que en Europa (y al nombrar a Europa nombramos un ente mítico que quizás no se corresponde del todo con la realidad) leen con detenimiento los mensajes del whatsapp de ciertos policías de Madrid.

0

La posverdad, no sé qué pensar sobre la verdad y sus postrimerías. Si las actuales turbulencias que vivimos, no solo políticas sino también mentales, significan que estamos atravesando en modo barrena las fronteras del futuro, la pregunta que se impone sin duda es la siguiente: ¿Qué futuro nos aguarda al otro lado, visto lo visto y como tiembla todo?

0

Entre gerifaltes y patriotas se consumen tres partes de nuestra Hacienda, que diría Cervantes. Los gerifaltes ultra liberales, es decir, todos nuestros gerifaltes del momento, afirman, sostienen, e imponen, no en balde les hemos otorgado el poder, que ellos, por ser quién son, tan distintos de todos nosotros, son muy libres de no pagar impuestos, ya que cobran poco, roban solo de lunes a jueves, y a la vista de todos está que se marchitan, pobres, a dos velas.

0

No lo puedo evitar! Cada vez que se me viene a la mente la “cuestión catalana”, se me viene a la boca la palabra corrupción, casi como una náusea.

0

El nacimiento de nuestra mejor literatura hunde su raíz más potente y vigorosa en el terreno de la tragicomedia.

0

Sin quitar un ápice de seriedad al asunto, cuyas consecuencias ni unos ni otros han sabido calibrar con acierto (y cuando hablo de “unos y otros” y tiro del hilo de la madeja hacia su cabo lo que encuentro son unos políticos corruptos a los que les conviene tapar sus fechorías), creo que el humor es siempre el mejor antídoto contra situaciones que han superado el umbral del mal rollo.

0

De vez en cuando el Estado mínimo da un discurso. Y hasta parece de verdad, de carne y hueso, casi lo puedes tocar frente a ti, a dos palmos de tu sopa de fideos.