Authors Publicaciones porLorenzo Sentenac

Lorenzo Sentenac

120 Publicaciones 0 Comentarios
Nací en Salamanca, y en esta ciudad realicé mis estudios de Bachillerato (en el Fray Luis) y Licenciatura en Medicina. Hoy trabajo de médico en Toledo, así que puedo decir que he gozado y gozo de dos de las ciudades más bellas y “mágicas” de España. Hace poco, coincidiendo con la crisis, he empezado a colaborar con algunos artículos en prensa

0

Que ante la magnitud de la corrupción que rezuma por todos sus poros nuestro desgraciado país, la respuesta indignada se considere excesiva, o incluso una falta de decoro, cuando no una injustificada rabieta infantil guiada por el odio, nos da una idea de la tropa de melifluos consentidores en que nos hemos convertido.

0

Así como algunos han estado a punto de perder el “tramabús” (al final han llegado a tiempo), otros -muchos más- estamos en ciernes de perder, si no ponemos remedio, el autobús de la historia y de la normalidad política.

0

Uno cree ver en el “susanismo” una evolución natural del felipismo, y sobre todo de ese felipismo que a partir de sus últimos estertores (corrupción generalizada, guerra sucia por razones de Estado, asunción de los principios económicos de la extrema derecha), decide situarse más allá del bien y del mal, considerar a Maquiavelo un gran estadista, y hacerse eterno e imprescindible para la patria, porque sí y sin importar demasiado a qué precio.

0

Tras la espectacular puesta de largo de Susana Díaz, a la que no faltó ningún padrino, ni medios, ni espíritu ganador a lo Hollywoodiense, made in USA, a la derecha orgánica de este país le cambió el color, se le iluminó el rostro, y pensó aliviada: “tenemos candidata”, o lo que es lo mismo: “hay PPSOE para largo”.

1

Que el modelo de referencia, la unidad de medida, y el patrón de patrones hoy para Occidente sea China, un régimen de capitalismo autoritario, ya nos indica por dónde van los tiros, por donde sopla el viento de nuestro inquietante futuro, y nos da la clave para interpretar las sorpresas y paradojas de nuestro presente confuso.

0

Dentro de las cosas novedosas que ha traído la llamada nueva política a nuestro país, está el “suspense” y el interés ante el resultado de unas elecciones primarias. En este caso las del PSOE. Que la política deje de ser aburrida, siempre es un riesgo para el poder constituido. Que la política nos resbale, siempre es una garantía de que el poder se corromperá.

0

Hay algo que causa perplejidad en el espectáculo de la furia prosistema (que no sólo de antisistemas vive la furia). Furia que hoy toma la forma de entusiasmo macroeconómico y apostolado tecnócrata, pero que en los tiempos del socialismo felipista, y expresado en términos más castizos, se traducía en un culto casi religioso al “pelotazo”. Expresión esta que hoy ha caído en desuso ante la fundada sospecha de que de tanto pelotazo como hemos dado nos hemos quedado sin pared (y también sin fondos).