Inicio Local El Depósito Legal de Salamanca pasa del Edificio de Usos Múltiples a...

El Depósito Legal de Salamanca pasa del Edificio de Usos Múltiples a la Casa de las Conchas

Para depositar ejemplares de la publicación con el fin de preservar el patrimonio cultural e intelectual del país

por -
0

La Junta de Castilla y León traslada el depósito legal de Salamanca, que actualmente está ubicado en el Edificio Administrativo de Usos Múltiples (Esaum), a la Biblioteca Pública de la Casa de las Conchas.

 

A partir del próximo lunes 11 de diciembre será la nueva sede del depósito legal, que es una norma de carácter obligatorio por la cual el autor de una obra debe depositar ejemplares de la publicación con el fin de preservar el patrimonio cultural e intelectual del país. Las personas interesadas podrán contactar por teléfono para cualquier tipo de consulta llamando al 923269317.

El Registro General de la Propiedad Intelectual mantiene su sede en el Edificio de Usos Múltiples de Salamanca, con ubicación en la calle Príncipe de Vergara 53-71. El Registro de la Propiedad Intelectual, en cambio, tiene un carácter voluntario, es decir, no es obligatoria la inscripción en el Registro para adquirir los derechos de propiedad intelectual, ni para obtener la protección que la Ley otorga a los autores y a los restantes titulares de derechos de propiedad intelectual..

Asimismo tiene por objeto la inscripción o anotación de los actos y contratos de constitución, transmisión, modificación o extinción de derechos reales y de cualesquiera otros hechos, actos y títulos, tanto voluntarios como necesarios, que afecten a los indicados derechos inscribibles.

Efectos del registro

El Registro es un mecanismo administrativo para la protección de los derechos de propiedad intelectual de los autores y demás titulares sobre sus obras, actuaciones o producciones.

La inscripción registral supone una protección de los derechos de propiedad intelectual, en tanto que constituye una prueba cualificada de la existencia de los derechos inscritos. La inscripción no tiene eficacia constitutiva, es voluntaria y el efecto que produce es el de crear una presunción “iuris tantum” de autoría y de titularidad de derechos a favor de quien inscribe a su nombre. Pero es la creación de la obra y no la inscripción la que  hace nacer los derechos de propiedad intelectual.

No hay comentarios

Deja tu comentario