Inicio Opinión Un Centrino muy dicente

Un Centrino muy dicente

por -
0

Centrifugar lo peta decía. Pues centripetar lo fuga. Prometo que me creí aquello de que in medio virtus y resulta que no. ¿A quién se le ocurre ser equidistante? Es de locos tú.

Lo que requiere la situación es militar con más firmeza que dudas. Las causas requieren partirse las cejas, que no son caras y vuelven a crecer.

Da exactamente igual que se pueda demostrar de maneras casi infinitas que los ojos no ven una hez, que no son más que pasillos que atraviesa la luz y no sé qué historias relativas a las longitudes de onda. Soy de letras, me cuesta. Guglea “ilusiones ópticas”, encontrarás ejemplos para pasar una semana sin comer delante de una pantalla demostrándote que a pesar de saber que lo que ves no es lo que ves, terminarás por verlo. No(s) basta con verlo para creerlo.

Parece que sí, que no vemos, parece que sí, que lo que hacemos es interpretar pequeñas fracciones de información que terminamos por cocinar según nuestra conveniente connivencia. Pista. De carretera. Como que lo primero que hace cada mañana es destruir una noche.

Insisto. No coger distancia, a ver si lo vas a interprentender de otra forma y la lías. No hace falta poder explicar nada, lo capital es la ejecución, el gerundio de ejecutar. No es necesario saber de cables y antenas. Lo importante es tener el mano a distancia de la mando.

¿Hace falta acaso un preciso termómetro para abrigarnos en diciembre y desnudarnos en julio? ¿Un máster en meteorología? ¡Por supuesto que no! ¿Qué idiota no sabe que en invierno hace frío y en verano calor? Mientras no te muevas de tu mástil podrás preverlo todo, no problem.

Raras personas hay que quieren saber más cosas de las que ya saben, cuando con las que ya tienen han conseguido llegar con vida hasta hoy. ¿Para qué? Si con la EGB o la ESO o la LOGSE o a saber qué Máster en Stranger Things nos llega. ¡En serio! Ya te dirán lo que debes hacer para poder comer, no problem.

Que no, que no, que no hace falta, que no es bueno, que curiosamente estresa no tener una cadena con el tobillo de un lado y un mástil del otro. Eso sí que da seguridad ante cualquier ventolera. O cuando se levanta el aire. ¡Que quien se separe un paso de sea considerado apátrido, díscola, centrípeto y centrífuga! Mira que no aferrarse a nada…

¿Sabes por qué? No es por el mástil, que ahí lo pusieron. Es por NO atarse. Porque… ¿Qué es lo que más nos puede molestar de la equidistancia? ¿Qué el elemento equidistante no esté pegado a nosotros o que esté igual de cerca de otros? Y no son celos, no. Lo hacemos por ellos, los queremos bien cerca por su bien. ¡Claro que sí guapi!

Centrifugar lo peta. Centripetar lo fuga. Quien se mueve no sale en la foto. Eso sí, si no se mueve nadie, a ver quién dispara la cámara…

Más información, aquí

moveyourself-coaching.com

Otras noticias

0

0

No hay comentarios

Deja tu comentario