Inicio Local Antídoto contra el machismo

Antídoto contra el machismo

Luna, primera perra de terapia para una víctima de violencia de género

por -
0

El primer perro del proyecto piloto PEPO, la pastor alemán Luna, ha sido entregada este martes a su nueva dueña, una mujer víctima de violencia de género que podrá volver a sentirse ella misma gracias al apoyo de su nueva compañera. El programa “PEPO: perro de apoyo y protección”, es una iniciativa conjunta del Ayuntamiento de Salamanca y la Policía Local como terapia para víctimas de violencia machista.

 

La pastor alemán Luna se va este martes a su nuevo hogar definitivo con el fin de servir como terapia a una mujer víctima de violencia de género. Según ha informado la concejala de Igualdad, Cristina Klimowitz, con este programa se pretende conseguir la “recuperación integral de la mujer que ha sufrido malos tratos, contribuir a mejorar su seguridad, su protección y aumentar su bienestar, su autonomía, su confianza…” y, sobre todo, “a integrarse a través de un animal de compañía”.

El encuentro, que ha sido muy emocionante para ambas partes, ha sido el resultado de meses de trabajo en los que se ha estado buscando a un animal que se adapte a las características de la mujer, educando a Luna, de tres años de edad, y se ha estado comprobando que ambas tienen una buena sintonía. Ya se ha comenzado con otro caso que reunirá a otra mujer con su nuevo animal de compañía.

“Para mí es muy importante, porque hay una víctima que ha ganado un amigo para toda la vida y que le va a proporcionar todos esos beneficios”, declaró Ana Suárez, concejala de Ciudadanos. “Cuando he hablado con la víctima me ha dicho textualmente “esto era lo que necesitaba” para volver a sentirse una persona feliz, integrada, con expectativas, con futuro, con ilusiones… Con que consigamos ayudar a una mujer, esta experiencia piloto va a ser positiva”, manifestó. Ahora que lo han conseguido, se va a abrir el camino para beneficiar a más mujeres.

Luna no es un perro de ataque, como han especificado, pero servirá a su nueva dueña como protección y como método para adquirir seguridad. Los perros que participan en este proyecto necesitan cumplir unas características especiales, sobre todo enfocadas a la adaptación a su nueva dueña. Pueden ser de cualquier raza, basta con que sean sociables y cariñosos.

“Nuestro servicio cinológico son profesionales y han estado haciendo una selección”, ha explicado el jefe de la Policía Local, “han pasado por ellos una cantidad importante de perros”. “Hay que buscar un perro que reúna un perfil idóneo para la adaptación de la mujer que va a estar con él”.

Texto y fotos: Paula Castro Morán

No hay comentarios

Deja tu comentario