Inicio Castilla y León Herrera presenta los Presupuestos más elevados de la historia de la Junta

Herrera presenta los Presupuestos más elevados de la historia de la Junta

Alcanzan los 10.859 millones en 2018 y suben el 5,5 %

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha presentado esta mañana en Valladolid el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2018, el más elevado de la historia del Gobierno autonómico. Las cuentas de la Comunidad para el próximo ejercicio ascienden a 10.859,2 millones de euros, el 5,5 % más que éste, un montante que se dirigirá de forma prioritaria a reforzar los servicios sociales y apoyar a las empresas para el mantenimiento y la generación de empleo.

 

El Proyecto de Presupuestos se ha elaborado tomando como base los últimos datos y previsiones disponibles, que indican que 2018 va a ser el quinto ejercicio de crecimiento ininterrumpido del PIB. El cuadro macroeconómico recoge una subida del Producto Interior Bruto del 2,7 %, una décima por encima del anunciado con motivo de la presentación del techo de gasto; una tasa de paro media anual del 12,2 %; un aumento del empleo del 2,8 %, que se traduce en 28.000 puestos de trabajo adicionales y permitirá aproximarse al objetivo de legislatura del millón de ocupados, y un déficit público del -0,4 % que implica reducir el 33 % el autorizado para 2017.

Con estas mimbres se han tejido unas cuentas autonómicas por un importe global de 10.859.218.623 euros que, si bien es el 5,5 % superior al de este ejercicio y en términos absolutos equivale a 566 millones más, está condicionado por un ascenso de las operaciones financieras del 22,6 %. De ahí la relevancia que adquiere la cifra objetiva y real de los Presupuestos, los 9.577,5 millones de euros de gasto no financiero. Se trata de una magnitud 329,5 millones mayor que la de 2017 –en porcentaje, el 3,56 % más alta–, que además se eleva 2,3 millones de euros respecto a la aprobada por las Cortes el pasado 20 de septiembre. Este nuevo techo de gasto es básicamente el resultado de la diferencia entre el incremento de las transferencias del Estado y la disminución de los recursos procedentes de la UE, circunstancias ambas que están previstas como posibles causas de modificación en la normativa.

Precisamente y en consonancia con el compromiso de la Junta de avanzar en la consolidación fiscal como garantía de dinamismo económico y creación de empleo, el límite de gasto no financiero cumple plenamente con las tres condiciones que imponen tanto la Ley Orgánica de Estabilidad como la Ley de Estabilidad Autonómica: se ajusta al déficit del -0,4 %, respeta el límite de deuda del 20 % del PIB y es compatible con la llamada regla de gasto, al situarse por debajo de la tasa de referencia de la economía nacional del 2,4 %, según los criterios legalmente establecidos.

En 2018 no sólo se mantienen los beneficios fiscales que se han venido aplicando durante este ejercicio, sino que se amplían para favorecer a las víctimas del terrorismo y de la violencia de género. Ambas ventajas están incluidas en el Proyecto de Ley de Medidas Tributarias, que también ha sido aprobado en el Consejo de Gobierno ordinario de hoy, una regulación que, como es habitual, acompañará al Proyecto de Presupuestos en su tramitación parlamentaria.

Las rebajas selectivas en los impuestos que gestiona el Gobierno autonómico tienen el propósito de respaldar a las familias, impulsar la creación de empleo, facilitar el acceso a la vivienda –en especial de los jóvenes y en el medio rural–, e incentivar la protección del patrimonio. Su aplicación supondrá un ahorro de 294,4 millones de euros para los contribuyentes de la Comunidad, ya sean particulares o empresas, que tendrán que hacer frente a una menor tributación efectiva.

Las consejerías

Al examinar el estado de gastos es preciso volver a los 9.577,5 millones de euros de techo máximo de gasto no financiero al que deben ajustarse los programas de la Junta. No todo estará a disposición de las consejerías, puesto que de esta cantidad hay que descontar los recursos de la PAC (924,4 millones), los reservados para abonar los intereses de la deuda (288,5 millones) y los dirigidos a financiar las instituciones de la Comunidad a través del Presupuesto de las Cortes (31,1 millones).

La operación anterior da como resultado 8.333,4 millones de euros, que es la partida que marca el verdadero gasto no financiero del Ejecutivo o, lo que es lo mismo, el dinero efectivo que van a manejar las nueve consejerías para atender sus políticas activas de gasto. Esta magnitud anota un crecimiento del 4,1 %, que en términos absolutos implica 330,5 millones adicionales.

Los tres departamentos sociales por excelencia absorben el 80 % del gasto no financiero disponible para las nueve áreas ejecutivas y el 87 % de los recursos autónomos de carácter no financiero.

Si se atiende a su presupuesto total, el asignado a la Consejería de Sanidad asciende a 3.588,2 millones (sube el 3,2 %); el de Educación se eleva a 2.044,5 millones de euros (el 3,45 % más) y el de Familia e Igualdad de Oportunidades suma 974,3 millones (aumenta el 5,3 %).

Junto a los servicios públicos fundamentales, el texto refleja los otros dos grandes compromisos de legislatura: apuntalar el crecimiento del PIB y la creación de empleo de calidad y fortalecer el proyecto de Castilla y León como Comunidad.

1 Comentario

  1. Quizás debiera preocupar mucho más a los castellano-leoneses los escasos ingresos que aportamos a nuestro presupuesto.

    Si dependemos en exceso y de por vida del resto de la solidaridad de otras regiones españolas siempre seremos unos “mantenidos”…y las brechas con otras comunidades en el nivel de riqueza general se van haciendo más y más grandes…ya casi “abismales”.

    ¿Seguimos así o damos un giro de 180 grados para no ser tan dependientes?

Deja tu comentario