Inicio Portada Puigdemont pide diálogo y negociación al Gobierno

Puigdemont pide diálogo y negociación al Gobierno

Propone al Parlament que suspenda la declaración de independencia para abrir una puerta a la negociación con el Estado, sin renunciar a la independencia

por -
0

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió este martes al Parlament que suspenda la declaración de independencia de Cataluña para abrir en las próximas semanas una fase de diálogo y negociación “nacional e internacional” con el objetivo puesto en la proclamación de la república catalana.

 

Puigdemont dijo que tras el referéndum virtual e ilegal del pasado 1 de octubre Cataluña “se ha ganado el derecho a ser un estado independiente y el derecho a ser escuchada”.

Afirmó que “el sí a la independencia ganó unas elecciones y dos años después un referéndum bajo una lluvia de porras”, y que tras el resultado obtenido “este es el camino que estoy dispuesto a transitar”.

Señaló que la ley de desconexión aprobada en otro pleno irregular del Parlament se decía que dos días después de proclamar los resultados (del 1-O) “celebraremos una sesión ordinaria para declarar formalmente la independencia de Cataluña”. Dijo que “asumo el mandato de las urnas para que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”, pero acto seguido lanzó su propuesta de diálogo con el estado, o con “mediadores nacionales o internacionales”.

Mientras tanto, pidió que se rebaje la tensión “y podamos llevar las demandas del pueblo catalán tras el 1-O a una etapa de diálogo que estamos dispuestos a abrir”.

Recamó que el Gobierno “escuche a quienes piden la mediación y renuncie a la imposición”.

Explicó que con esta propuesta “hacemos un gesto de generosidad y responsabilidad y tendemos la mano al diálogo. El conflicto entre el Estado y Cataluña se puede resolver de forma serena y acordada, porque queremos un futuro digno para nuestros hijos”.

PSC y C’s le pidieron la convocatoria de elecciones para formar un nuevo parlamento en Cataluña. La CUP, socio de Junts pel Sí (formada por la antigua Convergencia y Esquerra), considera una traición que no se haya proclamado formalmente la república catalana, dice que se ha dañado la confianza que tenía en el tripartito y que abandona su actividad parlamentaria hasta que no se den pasos hacia la república, lo que deja al equipo de Gobierno sin mayoría absoluta.

 

No hay comentarios

Deja tu comentario