Inicio Local Las obras del mallado de la red de agua avanzan

Las obras del mallado de la red de agua avanzan

Para implantar el Sistema de Gestión Activa de Presiones para prevenir reventones

por -
0

En estos meses de obras y en los que quedan, se sustituirán las tuberías de 40 calles de la ciudad. Ya se han renovado en las calles San Cosme y San Damián, en la carretera de Vistahermosa, en la Vía Helmántica y en la Avenida de la Merced. Unas obras que costarán más de 1,5 millones de euros de inversión. También se han colocado las arquetas reductoras de presión y caudalímetros. Todo esto, junto a la monitorización permanente de la red, la presión de las tuberías quedará controlada y habrá menos riesgos de reventones.

 

“Este Sistema de Gestión Activa de Presiones permitirá, por una parte, que las averías de la red se reduzcan aproximadamente en un 40%, aparte de eso, la monitorización permanente de la red permite un control automático de la presión”, aseguró la concejala de Medio Ambiente, María José Fresnadillo.

En estos momentos las obras están en la Avenida Raimundo de Borgoña y una vez que aquí finalicen se extenderá el mallado a la Avenida de Lasalle y al cruce de Juan de Austria con Saavedra y Fajardo.

Aparte de este sistema se está trabajando en una renovación de las redes de distribución  de agua en los barrios de Prosperidad, Chinchibarra, Vidal, Santo Tomás y Tenería que permitirá tener unas nuevas conducciones de agua y un mejor servicio para los vecinos de estos barrios.

Este mes de agosto no solo se están renovando las tuberías de la ciudad sino que también este miércoles han comenzado las obras de renovación del firme “para mejorar la imagen de la ciudad y la seguridad vial” explicó la concejala de Medio Ambiente.

Han comenzado por el Paseo San Antonio y se va a intervenir en una veintena de calles. “Se realiza en el mes de agosto ya que es el mes que se causa menos perjuicios a los vecinos y en aquellos lugares que aparecen en los informes y en las peticiones de los vecinos” afirmó María José Fresnadillo.

Texto y fotos: Ana Pedraza

No hay comentarios

Deja tu comentario