Inicio Portada El fascismo europeo confirma su ascenso en Holanda

El fascismo europeo confirma su ascenso en Holanda

El partido de extrema derecha queda segundo en las elecciones, solo frenado por la derecha tras el batacazo de los socialistas

por -
0

El avance del fascismo europeo es una realidad y así quedó patente este miércoles en las elecciones holandesas, donde el partido de extrema derecha quedó segundo, solo frenado por la derecha que ha gobernado los últimos cuatro años con el apoyo de los socialistas, quienes han pagado ese respaldo con su hundimiento para quedar condenados a la irrelevancia.

 

Las encuestas vaticinaban una victoria de la extrema derecha en Holanda y se temía que los hackers rusos contribuyeran a ello interfiriendo en el recuento de votos, por lo que el proceso se han realizado a mano, lo cual ha retrasado la publicación de los datos.

Finalmente, los holandeses se lanzaron a votar y con una participación ligeramente superior al 82% consiguieron enfriar las expectativas del fascismo europeo, que había depositado en los comicios holandeses su primera esperanza de gobernar Europa.

El partido liberal conservador del primer ministro, Mark Rutte, obtuvo 32 de los 150 escaños en juego. Se deja nueve escaños por el camino tras cuatro años de recortes, pero ha conseguido superar al partido fascista.

El Partido Por la Libertad (PVV) del ultraderechista Geert Wilders consiguió 19 escaños, cuatro más que en los comicios anteriores, empatando en la segunda posición con los democristianos de la CDA y los centristas de D66.

Sin embargo, los grandes derrotados han sido los socialdemócratas (equiparables a los socialistas en España), que gobernaron en coalición con Rutte y han pasado de 38 escaños a nueve, convirtiéndose en la séptima fuerza política del país.

Los grandes beneficiados de su debacle han sido los verdes, que han ganado en Amsterdam y han sumado quince diputados, once más de los que tenían, gracias a un programa que aboga por combatir contra la desigualdad, la defensa de los derechos sociales y la lucha contra el cambio climático (la izquierda de toda la vida).

Con estos resultados, tradicionalmente muy fragmentados en Holanda, habrá que ver qué alianzas se establecen para formar gobierno, aunque los partidos de derechas tienen margen de maniobra. Rutte y los partidos CDA y D66 sumarían 71 de los 76 escaños que marcan la mayoría absoluta.

No hay comentarios

Deja tu comentario