Inicio Economía Una EPA deprimente

Una EPA deprimente

La Encuesta de Población Activa concluye que el paro bajó en Salamanca en 2016, pero las razones de este descenso son dramáticas

por -
0

La Encuesta de Población Activa concluye que el paro bajó en Salamanca en 2016, pero lo que podía ser una magnífica noticia esconde una realidad dramática en la provincia.

 

La EPA del último trimestre del año señala que Salamanca cerró 2016 con 23.800 desempleados, lo que supone 1.300 menos que el ejercicio anterior.

Ese descenso se debe, fundamentalmente, a factores demográficos, porque en realidad se destruyó empleo y la provincia tiene ahora 9.300 puestos de trabajo menos que al finalizar 2015.

La provincia cuenta con 123.400 ocupados, frente a los 132.700 que había a finales de diciembre de 2015, según señala la EPA.

Además de haber menos empleo se ha producido un aumento considerable de la población inactiva (jubilados o pensionistas, estudiantes, labores domésticas, incapacitados permanentes y ‘otros’), colectivo que ha crecido en 8.900 personas durante el último año hasta situarse en 139.400 salmantinos.

Entre el aumento del grupo que no está en el mercado laboral y la emigración han hecho que la población activa de Salamanca (gente en edad de trabajar y que quiere hacerlo) haya disminuido en 10.400 personas durante el último año, situándose en 147.200.

Total, que hay menos población activa, más gente fuera del mercado laboral  y una destrucción de empleo, a pesar de lo cual baja el número de parados, pero precisamente porque hay menos masa demográfica activa en la provincia, o sea, envejecimiento y emigración mientras se deteriora el tejido productivo. Parece que hay menos paro cuando lo que hay es menos gente en edad productiva y menos oferta de puestos de trabajo para que los demás puedan colocarse.

En Castilla y León el año acabó con 169.100 parados (-32.300) y en España con 4.237.800 (-541.700).

Otras noticias

No hay comentarios

Deja tu comentario