Inicio Local El PSOE no se cree el presupuesto de 2017

El PSOE no se cree el presupuesto de 2017

Lamenta que no se aproveche el saneamiento de las cuentas para bajar los impuestos

por -
1

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca considera que los presupuestos para el próximo año presentados este viernes por el alcalde son “más de lo mismo, carecen o no responden a un proyecto ambicioso para la ciudad de Salamanca, son continuistas, y nacen viciados por la falta de credibilidad”.

 

El PSOE denunció esta semana que una tercera parte del presupuesto municipal del año pasado, uno de cada tres euros, no se ha llegado a ejecutar o no ha sido empleado en obras y servicios que estaban previstos, “una cosa es lo que el señor Mañueco y su equipo de gobierno prevé o contempla en sus presupuestos, y otra lo que realiza o ejecuta a lo largo del ejercicio correspondiente”, señaló el portavoz, José Luis Mateos.

Lo hemos comprobado recientemente cuando hemos podido ver que no se han ejecutado todas las inversiones previstas para el pasado año 2016 y, por tanto, de nada sirve lo que se nos venga a decir ahora porque como siempre todo quedará en papel mojado y son cifras que no tienen veracidad alguna y siempre se convierten en unos presupuestos que no se cree nadie”.

La estacada

Considera que “con este presupuesto se deja una vez más en la gran estacada a la gran mayoría de los ciudadanos de Salamanca y a la ciudad, se deja una vez más escapar la posibilidad para devolver y recompensar el esfuerzo que han realizado los salmantinos durante todos estos años, sobre todo los más duros de la crisis, soportando subidas de impuestos, a los que no se les devuelve estas subidas de impuestos, ni se les recompensa esfuerzo alguno mediante mejoras en la ciudad”.

Por último, “por si quedaba alguna duda”, el portavoz socialista asegura que “se confirma la existencia de un pacto oculto entre el PP y Ciudadanos en relación a unos presupuestos sobre los que llevan hablando desde hace muchos meses atrás y que ha sido la verdadera razón por la que no se han podido aprobar con anterioridad, y en las fechas que corresponde”.