Inicio Local La Teleasistencia llegó el pasado año a 1.781 salmantinos

La Teleasistencia llegó el pasado año a 1.781 salmantinos

Los mayores también tienen servicio de custodia de llaves y de acompañamiento al médico

por -
0
teleasistencia

El servicio municipal de Teleasistencia llegó el pasado año a 1.781 personas, lo que supone un incremento de casi el 4% respecto a 2015.

 

Este servicio requirió un presupuesto superior a los 281.000 euros, un 4% también más que en 2015, y los usuarios recibieron una atención permanente las 24 horas del día los 365 días del año.

Con tan sólo pulsar un botón de un sistema que portan continuamente, los usuarios contactan con profesionales capacitados para dar una rápida respuesta a una situación de crisis. Durante el pasado año, este servicio recibió 20.578 llamadas y realizó 42.571 de seguimiento a las personas beneficiarias, que se suman a las visitas que realizan los profesionales a las viviendas.

El servicio de Teleasistencia, que es gratuito para las personas con menos recursos,  ha ido incorporando novedades tecnológicas para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables, como la instalación de detectores de caídas, gas y humos en las propias viviendas. Actualmente, hay colocados 88 dispositivos en viviendas.

Otro de los nuevos servicios que se ha puesto en marcha es la custodia de llaves para personas que viven solas y no tienen apoyo familiar para permitir la atención inmediata ante situaciones de emergencia y necesidad.  Actualmente, este servicio custodia las llaves de 637 usuarios.

Cuando la situación de soledad y riesgo lo aconsejen, se ofrece también un servicio de petición de citas médicas y de acompañamiento a las consultas médicas y en situaciones de duelo.

Gracias a innovaciones tecnológicas, el Ayuntamiento de Salamanca facilita también a personas sordas comunicarse con el servicio a través de una “tablet” que permite hacer vídeo llamadas y comunicarse con un intérprete de signos.

Las personas con problemas de habla, por su parte, portan un dispositivo en el que han establecido un código con pitidos para poder comunicarse con el centro de atención.

No hay comentarios

Deja tu comentario