Inicio Local Salamanca perderá 42 maestros el próximo curso

Salamanca perderá 42 maestros el próximo curso

CSI-F rechaza la propuesta de plantillas para 2017-18

por -
1
educación profesores escuela

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) rechaza la propuesta de plantillas de la Consejería de Educación, para el próximo curso escolar 2017/2018 en la educación no universitaria, que prevé la supresión de 196 puestos docentes en la Comunidad. La provincia que mayor pérdida sufre es León con 43 puestos, seguida de Salamanca con 42, Palencia 23, Ávila 23, Zamora 20, Burgos 18, Soria 15, Segovia 10 y Valladolid 2. CSIF lamenta que se siga actuando “con criterios económicos y no pedagógicos”.

 

Con la propuesta presentada por la Junta, los centros de Primaria tendrán una pérdida de 206 puestos docentes y los de enseñanzas medias tendrán un saldo positivo de 10. El balance final global es de 196 puestos menos de docentes en la Comunidad para el próximo curso, “lo que supone una importante merma que agrava la que ya se viene sufriendo en los últimos años”, denuncia la responsable regional de Educación de CSIF, Isabel Madruga.

El colectivo que más pierde es el de los maestros que se trasladaron a los institutos de Secundaria, cuando se puso en marcha la ESO, ya que desaparecen 89. El problema se agrava al no compensarse esta supresión con la creación de un número similar de plazas para profesores de Secundaria, como sería deseable, remarca CSIF.

La educación pública no puede seguir sufriendo recortes más tiempo, la situación requiere negociar la recuperación y estabilidad de las plantillas”, reclama Madruga. “Desde las administraciones se insiste en que estamos en la senda de la recuperación, pero se siguen implementando políticas de deterioro de servicios”, añade la responsable de Educación de CSIF en Castilla y León.

Los criterios de negociación de plantillas, “son restrictivos y economicistas, no consensuados desde hace años en la mesa sectorial de Educación con los sindicatos, que parten de criterios asentados en los recortes, derivados de la normativa nacional impuesta”, explica Isabel Madruga. “Con estos criterios se aniquila la posibilidad de realizar apoyos o refuerzos, se anulan las escasas posibilidades de puesta en marcha de medidas ordinarias a las que todos los centros puedan acceder, en igualdad real de oportunidades”, añade.

En una comunidad tan dispersa geográficamente como Castilla y León, “este proceso de movilidad del profesorado es esencial, hay bastantes especialidades en las que las plazas a crear son muy pocas y las supresiones se siguen sucediendo. Impartir afines o tener que compartir centros es cada vez más frecuente”, critica CSIF.

Recuperar plantillas

Recuperar el número de docentes que había en 2010 -se han perdido 1.500 desde entonces en Castilla y León- es uno de los objetivos de CSIF. Por tanto, “reducir el número de alumnos por clase, considerar el esfuerzo del alumno en el estudio, asegurar una adecuada atención a la diversidad, o garantizar la igualdad de oportunidades para todos los alumnos, incluidos los del medio rural, son algunas de las cuestiones que CSIF Castilla y León quiere que estén en el futuro Pacto por la Educación, para el que el sindicato independiente ya ha presentado 15 medidas básicas para el debate en la subcomisión del Congreso de los Diputados, propuestas que trasladará también a la Junta de Castilla y León.

CSIF ha iniciado una campaña informativa de ámbito nacional, para dar a conocer a la comunidad educativa, y al conjunto de la sociedad, sus líneas de debate para el Pacto por la Educación, “que debe blindar el gasto educativo y apostar por la Educación Pública”.

1 Comentario

  1. Es evidente que Salamanca declina cada año de forma global. Si añadimos que muchos de nuestros jóvenes están aún censados aquí pero ya trabajan fuera y que otros jóvenes no vienen de fuera, lo normal es que estos “aniden” en otros territorios…corriendo el riesgo de que los “abuelos” marchen detrás de ellos…como ya sucede en la actualidad para cuidar de los nietos en las largas jornadas laborales emanadas de la reforma laboral.

    En resumen…si no se hace nada…como no se han hecho en los últimos 25 años…Salamanca cada año perderá población y con ella menos economía…y menos personas…no hace falta ser “adivino” para realizar estos pronósticos…que son 2.500 o 3.000 personas menos al año…¿qué más da?

    ¿Solución?…parece que la única posible es una repoblación como la de Raimundo de Borgoña en la Edad Media pero en esta ocasión en lugar de tierras…se entregaría el salario mínimo a cada mayor de edad que viniera a cambio de trabajos diversos y necesarios como pueden ser los cuidados de nuestros mayores, de nuestra naturaleza…una repoblación bien planificada y bien financiada haría crecer de nuevo la población y la economía y se podrían abrir de nuevo las escuelas de nuestros pueblos, la farmacia, el bar, el comercio…en fin…todo volvería a crecer en lugar de declinar. Más maestros, más farmacéuticos, más autónomos, más trabajadores por cuenta ajena…más de todo…

    Pero si las políticas siguen siendo las de “cuantos menos seamos…a más tocamos”…pues eso…”de culo…y cuesta abajo”.

    ¿Hacemos algo más que estar de brazos cruzados?

Deja tu comentario