Inicio Deportes El árbitro le roba la cartera al Guijuelo

El árbitro le roba la cartera al Guijuelo

El colegiado se inventó un penalti y expulsión a favor del Pontevedra que marcó el partido

por -
0

El Guijuelo se quedó este domingo sin puntuar en su visita al Pontevedra en el primer partido del año y acabó perdiendo (2-1) en medio del estupor de los chacineros ante la actuación arbitral.

 

Los de Jordi Fabregat estaban tejiendo una tela de araña sobre su rival, lo estaban madurando para que tarde o temprano llegara el gol, pero no contaban con estar sometidos al juicio de un árbitro tan casero, y eso por pensar que el penalti y expulsión de Álvaro que pitó a favor del Pontevedra en el tiempo añadido de la primera parte fue por empatizar con el equipo local y no por su inutilidad.

Total, que Ortiz Arias se inventó un penalti y echó a Álvaro. Bonilla marcó el 1-0 y el árbitro encarriló el partido para los locales, que hasta ese instante se habían visto superados por los chacineros.

Tras el descanso, el Guijuelo empató (minuto 50) con un gol de Ángel. Estaba con diez, pero parecía muy superior a los gallegos, que ocupan la cuarta posición en la tabla, en puestos de play off, mientras que los chacineros están en las antípodas.

Pero en el minuto 55 Abel marcó el tanto que al final sería el de la victoria, en una de las dos ocasiones que tuvo en toda la segunda parte.

El Guijuelo siguió intentándolo y generó ocasiones para marcar, pero unas veces la falta de puntería, otras la candidez y otras el árbitro (entre otras cosas se tragó un penalti claro sobre Pino) impidieron que el marcador volviera a moverse.

Al final, los gallegos reciben un inesperado regalo de Reyes gracias al que conservan su cuarto puesto, y el Guijuelo cae de nuevo a las plazas de descenso.

La próxima jornada recibe al Racing de Ferrol un equipo todavía de su misma liga, aunque esté cinco puestos por delante.

No hay comentarios

Deja tu comentario