Inicio Opinión Aquí

Aquí

por -
0

 

Once upon a time… perdón, érase una vez, un lugar al que no llegaba carretera alguna. Un lugar al que no se podía acceder en vehículo alguno. Un lugar sin código postal que todo el mundo busca, pero solamente se puede encontrar. Un lugar al que únicamente se puede entrar sin zapatos. Un lugar llamado Aquí.

Dicen que Aquí, a pesar de ser un lugar ideal, no es nada idílico, que va. Aquí es un lugar en el que las cosas suceden a borbotones. A ritmo de vértigo a veces, porque en aquí los relojes no tienen ningún sentido. Aquí te pone a prueba constantemente, porque tiene todo pero no te regala nada. Te ofrece la fruta más dulce y fresca pero tienes que hacer para hacerte con ella, porque en Aquí, ni se compra ni se vende. En Aquí no se permite el trueque.

En Aquí, todo florece en horas, pero solamente puede ser tocado por quien siembra… En Aquí, a quien trafica, se le requisa. En Aquí no valen las trampas, no sirven para ganar. Es la ley de Aquí.

Aquí es el lugar idóneo donde poner a prueba lo convincentes que son tus deseos, pues es Aquí donde se reúnen, en el mismo tiempo y en el mismo espacio, todas las condiciones para que se puedan ver cumplidos. Como en el caso de la fruta, tendrás que entregar todo tu todo. Es Aquí el lugar donde medirte con precisión. Donde el espejo ignora grosores y colores de piel. Prefiere desnudar voluntades.

En Aquí hay puertas sin pared, ni muro, ni techo. Son puertas que nada salvan ni guardan, sólo esconden el reverso de sí mismas. Son sólo puertas para abrir. Son sólo puertas por abrir. Sin pestillo, sin picaporte. Sólo puertas.

Dicen que Aquí no es un lugar. Es una sintonía. Es una frecuencia. Dicen que Aquí es una mínima burbuja en la que cabe todo. Para marcar el perímetro, basta con mover el brazo y señalar con el dedo. Indicar con la palma de la mano abierta la hace infinita.

En Aquí se puede volar, sólo hay que ocuparse de despegar y aterrizar. En Aquí no existen paraguas, siempre que llueva te mojarás. En Aquí no hay destino, sólo suelo bajo los pies. En Aquí las agujas de las brújulas giran y giran despreciando el norte. En Aquí las palabras son cáscaras de pipa, en Aquí, quien grita y escucha es la piel. Aquí no se puede ver ni escuchar, a Aquí se va a sentir.Todo eso pasa Aquí. Aquí es una montaña rusa.

En Aquí no hay casualidades, en Aquí el horóscopo siempre te habla de ayer, en Aquí todo depende de ti. A Aquí sólo se puede ir hoy. En Aquí sólo se puede estar ahora. En Aquí las cosas no te suceden, los sucesos te cuentan. En Aquí, siempre, siempre, te tienes delante de ti.

No hay lugar mejor en el mundo que Aquí. Ojalá no te muevas de Aquí.

Más información en: moveyourself-coaching.com

Otras noticias

0

0

No hay comentarios

Deja tu comentario