Inicio Opinión Un libro… sin igual

Un libro… sin igual

por -
0

Esta semana estuve en la presentación del libro Desiguales por ley, fue en Fonseca y estaba organizado por la Unidad de Igualdad, el Centro de Estudios de la Mujer, ambos de la Universidad de Salamanca y el Colectivo en el que participo, el “Trece Rosas”.

Reconozco que los días antes de la presentación estaba un poco preocupada. Para mí, la lectura de Desiguales por Ley ha supuesto una herramienta para seguir reivindicando la igualdad de género. Pero antes de una presentación una desconoce el interés que puede suscitar un acto así en una ciudad como la nuestra y, sobre todo, una actividad diferente de las que venimos desarrollando.

El Colectivo en el que milito tiene una corta trayectoria. Nacimos hace un año y medio y muchas personas nos conocerán por nuestras actividades en continuo contacto con la ciudadanía.

Estamos en las manifestaciones y concentraciones que reivindican otro mundo más igualitario. Salimos a la calle en las fechas señaladas: el 8 de marzo, el 28 de septiembre, y el 25 de noviembre. Pero también se nos puede ver el Primero de Mayo o el día de la República. No tenemos excusas para ocupar la calle y sumarnos a todas aquellas reivindicaciones que nos parecen necesarias. Incluso en ocasiones nos “tiramos a la piscina” y convocamos una bicicletada para reivindicar nuestros derechos.

Otras veces ponemos mesas informativas con el objetivo de estar en contacto con la población salmantina y conocer qué les preocupa y qué opinan sobre diferentes actuaciones de nuestros políticos.

En ocasiones participamos en conferencias, mesas redondas y actos académicos, dando nuestra opinión sobre temas vinculados a los derechos económicos, sociales o laborales.

Para mí, la lectura de Desiguales por Ley ha supuesto una herramienta para seguir reivindicando la igualdad de género. Pero antes de una presentación una desconoce el interés que puede suscitar un acto así en una ciudad como la nuestra

En resumen, intentamos ser parte de la vida política, entendida ésta, en su significado etimológico, como lo relativo a la ciudadanía. Intentamos ser participantes de aquellas cuestiones que nos afectan a todas y todos y que en la actualidad, en muchos casos, se desarrollan a través de las políticas públicas. Y por esta razón, nos decidimos a invitar a la autora del libro anteriormente citado, a presentar éste en Salamanca. El libro va de eso, de las políticas públicas y como éstas atentan contra la igualdad de género. La autora del libro es María Pazos Morán. María es Matemática de formación y Máster en Estadística por la Universidad de Harvard, en la actualidad trabaja en el Instituto de Estudios Fiscales, desde donde coordina la línea de Investigación Políticas Públicas e Igualdad de Género. La autora es también socia de la Plataforma por los permisos de nacimiento y adopción iguales e intransferibles, conocida coloquialmente como la PPIINA.

En la PPIINA conocí a María y es en esta plataforma donde comparto con ella, debates, reivindicaciones, aprendizaje y sobre todo establecemos sinergias. Quizás por esto último, es por lo que más ilusión me hacía que María viniera a mi ciudad y presentará su libro. Quizás, también por esto, mi gran preocupación por el efecto que tendría su libro en Salamanca. Hay que aclarar que en Desiguales por Ley la autora hace un análisis de las actuales políticas públicas y su repercusión en las mujeres, argumentando como estas políticas no favorecen la consecución de la igualdad entre hombres y mujeres.

La investigadora plantea un objetivo muy concreto: trasformar el modelo actual de familia tipo varón sustentador / esposa dependiente, y pasar a un modelo de personas sustentadoras/cuidadoras en igualdad.

Como habréis observado no se trataba de presentar una novela, ni tampoco un poemario. El libro tiene un fuerte contenido ideológico y temas objeto de polémica. Con todos estos argumentos, a su contra o su favor, Fonseca se llenó y en la presentación estuvimos más de 80 personas. Entre ellas pude ver amigas y amigos, compañeros, académicas, activistas, algunas políticas y bastantes estudiantes de tercer ciclo.

La presentación fue entretenida, muy interesante, la potencia que desprende María inundó la sala y el debate fue lo mejor. Los cuidados fue el tema más interpelado por las y los asistentes, un clásico en estos foros. El acto pasó volando y dejó un buen sabor de boca a toda la sala. Al terminar el acto las “Trece Rosas” lo fuimos a celebrar, la ocasión lo merecía y una palabra llenó nuestra conversación: optimismo.

—oOo—

 

Otras noticias

No hay comentarios

Deja tu comentario