Inicio Aventuras de una fumadora y su médico El cine el gran aliado del tabaco

El cine el gran aliado del tabaco

Este no es un blog de autoayuda al uso. Tampoco es un texto de consejos médicos. Ni siquiera es una conversación entre médico y paciente. Son, por encima de otras cosas, las reflexiones personales de una fumadora impenitente de cigarrillos, Lira Félix Baz, y de un médico, Miguel Barrueco, que trata de ayudar a los fumadores a dejar el tabaco como jefe de la Unidad de Tabaquismo del hospital Clínico de Salamanca.

Siempre hay un momento en el que un fumador quiere dejar el tabaco. Aprovéchalo, porque es como los trenes… (27º Post)

Al final de la consulta la conversación volvió al cine. Esta vez hablamos de Rita Hayworth en La dama de Shangai cantando “Please dont kiss me” sobre la cubierta del barco mientras Orson Wells y los marineros la escuchan embelesados. Es una de las mejores escenas de los cigarrillos en el cine. –Rita está maravillosa aseguró Miguel-, es el mejor anuncio de cigarrillos que se ha hecho nunca.

– El cine ha sido el mejor aliado de la industria tabaquera para difundir su mensaje y hasta podríamos parodiar otro título de película como el resultado final de la presencia de los cigarrillos en las pantallas: “fumar, fumar malditos”.

– Miguel, hablas de estas campañas que han sido brutalmente útiles para las tabacaleras. ¿Cuánto dinero invierten los Gobiernos en anuncios contra el tabaco?

– No lo sé, muy poco, ya quisiéramos los médicos ver campañas contra el tabaco como las de tráfico, ¡qué envidia! ¡qué sana envidia me produce ver un anuncio de tráfico en la tele!, pero como decíamos anteriormente, son pocas y no han sido eficaces, por lo que el dinero invertido ha caído en saco roto. Yo creo que las campañas solo son eficaces cuando se mantienen en el tiempo, como las de tráfico que te decía anteriormente, y además se acompañan de otras medidas políticas destinadas a disuadir el inicio al consumo por los jóvenes y a favorecer el abandono del consumo por los adultos.

– Y ¿cuáles son esas medidas que propones?

– Una, posiblemente la más importante, es el aumento del precio del tabaco a través de los impuestos. Un incremento de la fiscalidad de un 8% significa una reducción del consumo del 4 al 6%. La segunda, la prohibición absoluta de fumar en espacios cerrados, prohibición de la que estamos gozando en España desde hace unos años. Fíjate que paradoja, una prohibición de la que goza la mayoría de los ciudadanos. Creemos que esta regulación estricta del consumo de tabaco en la hostelería significará una reducción del consumo del 4%.

Las fotos desagradables en las cajetillas, ¿sirven para algo?

– Tiene su importancia. Las imágenes en las cajetillas de tabaco se estima que pueden disminuir el consumo un 2%.

¡De verdad os creéis esas cosas! Si los fumadores ya sabemos que el tabaco produce cáncer e infarto y seguimos fumando. ¿De verdad piensas que poner esas fotos en el paquete les va a disuadir de fumar?

– Pues sí. Está perfectamente cuantificado, pero además las imágenes tienen otro objetivo: romper la estética del tabaco, evitar el blanco y rojo, o el blanco y azul. El diseño de cada paquete de cigarrillos está perfectamente estudiado por los publicistas. Por eso hay que romper con ella. Mira te contaré una anécdota. John Digianni es diseñador de cajetillas de cigarrillos y él decía que un paquete de tabaco es único, porque el consumidor lo lleva consigo todo el día. Forma parte del atuendo del fumador, cuando entra lentamente en un bar y lo planta sobre la barra, habla de sí mismo, lo hace, aunque sea inconscientemente, para mostrar su estilo a los demás. Así es o ha sido hasta hace nada en nuestro país. El paquete de tabaco estaba al lado del móvil en las barras o mesas de los bares. Yo soy lo que veis: mi móvil y mi paquete de tabaco.

– Pero, muchas de esas medidas son decisiones políticas, no son cuestiones sanitarias.

– Efectivamente Lira, tú lo has dicho, son decisiones políticas. Mira, en 1979, un parlamentario conservador inglés, Sir George Young, ya dijo que “la solución al problema del tabaquismo no se obtendría en los laboratorios de investigación ni en los quirófanos de los hospitales, sino en los parlamentos de las naciones democráticas”, ¡hace 40 años! y nuestros políticos aún no lo han aprendido. Fíjate lo que costó en España en el año 2005 aprobar la Ley que regula el consumo de tabaco, y fíjate lo que costó modificarla. Fíjate las campañas que se vivieron por la prohibición de fumar en establecimientos públicos cerrados. Sería muy interesante leer el diario de sesiones del parlamento para saber que opina cada congresista y cada senador y que defiende cada grupo parlamentario al respecto. Es una pena que en España, a diferencia de Estados Unidos, los lobby de presión no sean públicos. Debíamos saber que vota cada uno y porque razones o intereses vota.

Después, estuvimos charlando un largo rato sobre el cine y el tabaco. Era la última hora de la mañana y ya no tenía más pacientes. Me ofreció algunos artículos sobre la relación entre el cine y el tabaco y me preguntó si había visitado la web de “smokefreemovies”, el movimiento que pretende eliminar la presencia publicitaria del tabaco en las películas. A ti que eres periodista te interesa conocerlo –me volvió a repetir.

– Sí, la he visto y me ha encantado.

Continuará…

Este blog está protegido por los derechos de autor. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este texto. (SA-79-12)

2 Comentarios

  1. Dicen que Rita ha sido la mayor belleza del Cine, en lucha con Ava. ¿Hay alguna escena de ésta fumando? Creo recordar “Mogambo”. Como siempre, interesantísimo el capítulo, querida periodista. Continuaré…

  2. Taliban: dicese por extensión de áquel que defiende el integrismo de cualquier planteamiento o idea.
    Prohibir, prohibir, prohibir….
    Viva el cine clásico.

Deja tu comentario